Bienestar o wellbeing corporativo: una prioridad en la cultura organizacional

Valery Liesinskas - Argentina

septiembre 26, 2021
Los aspectos profesionales y personales están estrechamente vinculados. Ya sea en casa, en la oficina o en actividades sociales, los individuos buscan un equilibrio de vida y satisfacer sus necesidades de acuerdo a cada contexto de creencia, formación y culturalidad.

Hoy en día, las empresas buscan que sus empleados tengan un mayor y mejor equilibrio de vida laboral y personal, lo que podemos definir como bienestar o wellbeing.

Buscar el bienestar de los empleados es buscar el bienestar de la empresa, lo que genera un mejor ambiente de trabajo, fideliza los talentos, atrae a nuevos profesionales y logra un impacto positivo no solo en la vida de quienes laboran en la empresa, sino de la sociedad en general.

¿Qué es el Bienestar?

Existe una serie de definiciones, que no son nuevas. La Real Academia Española define bienestar como el conjunto de las cosas necesarias para vivir bien.

Great Place To Work plantea que el objetivo central del bienestar se centra en que el empleado vivencie su trabajo como una experiencia grata, que le permita desempeñarse libremente y sin temor a ser juzgado o sancionado. Un espacio donde ser él mismo y poder desarrollarse, reduciendo los niveles de estrés.

Podemos entonces inferir que el bienestar de una persona abarca el equilibrio entre la vida laboral y personal, donde el individuo tiene lo que precisa y se siente en paz con el contexto que lo rodea.

Bienestar en las empresas

Crear una cultura de bienestar en las organizaciones con foco en las personas, está siendo uno de los objetivos más buscado por pequeñas, medianas y grandes organizaciones. Para desarrollar un programa con prácticas que busquen equilibrar la vida personal con la profesional se debe volver a la base, es decir, determinar la estrategia del negocio y como ésta se vincula con lo que cada empleado busca para sí y para su propio bienestar, pasando por todos los aspectos de la vida de un ser humano.

Es por ello que el bienestar se puede dividir en las diferentes facetas de la vida de una persona. A continuación las más comúnmente utilizadas y con las que me siento más identificada para desarrollar.

Bienestar físico

Se ha demostrado que luego de hacer una actividad física, el cuerpo humano genera endorfinas, una hormona natural, que proporciona una sensación de alegría, felicidad y plenitud; a su vez que nos mantiene en buen estado de salud físico y con energía para seguir con las actividades de rutina.

Por lo tanto, la práctica de actividades físicas tiene un impacto directo en la calidad de vida, reduciendo el estrés, la ansiedad y aliviando tensiones.

Actividades físicas individuales o grupales, clases virtuales, yoga, pausas activas y aplicaciones web para el seguimiento del estado físico son las más usadas y valoradas por los empleados, buscando un espacio de distracción pero conectándolo con el desarrollo corporal.

Bienestar en la salud

Cada célula del cuerpo humano produce energía que se va transformando a lo largo de la vida, y esta debe ser cuidada, protegida y balanceada. Prácticas reales de cuidado de la salud y alimentación son necesarias para mantener un estado físico balanceado donde el cuerpo humano es el centro de atención.

Desarrollar prácticas de buena alimentación dentro y fuera de la empresa así como cultivar el hábito de control y monitoreo médico a través de actividades de prevención para contribuir a un buen estado de salud.

Bienestar emocional

Enfocado en la salud mental, este pilar está dedicado a como los aspectos psicológicos de los seres humanos, ubicando la mente en el centro de todo, influencia nuestra forma de pensar y de actuar; y a su vez como lograr un equilibrio sano de mente y espíritu en la vida laboral y personal.

Prácticas de mindfullness, mapeos de salud mental, asistencia psicológica personalizada y actividades de conexión social son algunas de las más usadas para desarrollar este aspecto.

Bienestar Financiero

La salud financiera es importante para alcanzar y cumplir las metas. No solo es el nivel salarial o los beneficios que la empresa ofrece, sino la manera cómo cada individuo maneja y controla todos los aspectos financieros de su vida personal. La falta de control contribuye considerablemente al aumento del nivel de estrés, perjudicando la concentración, el desempeño laboral, la calidad de las relaciones e incluso el sueño.

Tener equilibrio financiero permite estabilidad. El manejo del dinero incluyendo los gastos y las inversiones generan un estado de tranquilidad, independencia y crecimiento. Prácticas orientadas a la educación y asesoría financiera son de relevancia en este sentido, buscando un equilibrio entre lo que ingresa y lo que gasta.

Bienestar Laboral

Dentro de una empresa convergen todo tipo de personas, niveles jerárquicos y estilos de liderazgo. La combinación flexible en un mismo lugar de trabajo, donde se fomente la confianza y respeto son algunos de los aspectos que se identifican en este criterio.

Prácticas de horarios flexibles, trabajo remoto o días libres al mes para actividades familiares son algunas de las más usadas por empresas en todo el mundo, logrando buscar un estado de calma cuando una persona piense en combinar su día de trabajo con las actividades de su vida cotidiana como el colegio de los niños o tiempo para desconexión y re-energización.

El tiempo que una persona pasa dentro de una empresa es considerable y la conexión con el trabajo aún más, porque el lograr las metas laborales impacta el crecimiento no solo profesional sino el espiritual del individuo. Es por ello que de tener un equilibrio de todos los aspectos de la vida es importante y que la empresa se preocupe de esto, genera seres humanos más felices, comprometidos y con entusiasmo para lograr los resultados de la empresa, siendo una ganancia para ambas partes.

Para que cada uno de estos pilares sean desarrollados, o sean creados otros nuevos,  es importante iniciar con un plan de medición general de las personas que trabajan en la empresa, donde incluya no solo los aspectos ya conocidos en el mundo de recursos humanos como estudios, experiencia o edad, sino que debemos ir mucho más allá y buscar las particularidades de cada individuo como grupo familiar, nacionalidad aspiraciones, hobbies, entre otros.

Con esta información la empresa puede crear su propio programa de bienestar adaptado y conectado con la búsqueda de los resultados organizacionales, donde los líderes son los principales actores de transformación.

Algunos de los aspectos positivos de crear un programa de bienestar son:

  • Mejorar la motivación y la productividad.
  • Desarrollar canales de comunicación y trabajo en equipo.
  • Fomentar la creatividad y la creación de soluciones innovadoras.
  • Generar ahorros procurando empleados sanos y productivos.
  • Mejorar la imagen de la compañía y la experiencia de trabajar en una empresa que se preocupa por su gente.

A partir de estos pilares pueden crearse otros nuevos cada día, enfocados en el equilibrio entre la vida personal y laboral.

La búsqueda del bienestar constituye una prioridad estratégica que llegó para quedarse.

Valery Liesinskas

¿Y tú? ¿Ya tienes un plan de bienestar en tu empresa?

Valery Liesinskas - Argentina

Especialista de Bienestar Argentina & Chile en Stellantis Buenos Aires

8 Comentarios

  1. Marcos Garcia

    Excelente información!!! La voy a compartir en mi entorno profesional y laboral para promover su implementación!! Saludos desde Venezuela

    Responder
    • Valery Liesinskas

      Muchas gracias por tus comentarios Marcos, espero que le sea de utilidad a tu red de contactos. Un fuerte abrazo desde Argentina.

  2. Yasmelith Valbuena

    Me encantó el artículo, cada sección detalla muy bien el equilibro que debemos tener las personas, para ser más felices y productivos!! Definitivamente cada día cuenta y si estamos en organizaciones donde la cultura incluye temas tan importantes como estos, podremos decir que nos encontramos en un buen lugar. Santiago de Chile.

    Responder
    • Valery Liesinskas

      Coincido contigo Yasmelith, es cada vez más importante que las empresas vean a sus empleados como individuos y cada una de sus particularidades para atender, en la medida de lo posible, sus propias necesidades, logrando así que las personas quieran trabajar en esas empresas. Gracias por tu comentario. Un saludo grande.

  3. Tania

    Excelente la nota Valery! Muy clara. El bien- estar el mejor estar. Que las organizaciones se ocupen de estas temáticas es un paso adelante no solo para mejorar resultados vinculados a la productividad, es alentar buenas prácticas para que los colaboradores sean más creativos, innovadores y sean más autónomos y construyan un mejor clima laboral.

    Responder
    • Valery Liesinskas

      No cabe duda Tania, uno de los factores de cambio que impulsa la búsqueda del Bienestar en las empresas es el mejorar el clima laboral y organizacional. Muchas gracias por tus comentarios y sumar el concepto de Bien-estar. Un abrazo fuerte.

  4. Virgi C

    Me encanto el enfoque que le das al Wellbeing o Bienestar! Definitivamente es fundamental para alcanzar metas tanto personales como empresariales! Y es importante entender que el ambiente organizacional con todo lo que eso incluye, y que esta muy bien desarrollado en tu articulo, hace a las empresas (de cualquier tamaño) mas eficientes. Entendiendo a la eficiencia empresarial como un concepto holístico que incluye metas logradas, estados financieros positivos y empleados y clientes felices.

    Responder
    • Valery Liesinskas

      Muchas gracias Virginia, sin duda el objetivo para una empresa siempre tiene que ser el cuidar a su gente ya que eso se le verá compensado con un mejor clima y rentabilidad económica. Un fuerte abrazo.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Shares
Share This