Haga indetenible a su equipo ¿Cómo lograrlo?

Marly Hurtado - Canadá

junio 26, 2021
Creo que muchos hemos conocido alguna vez a ese tipo de líder que entra a un salón e inmediatamente baja la energía de los asistentes. La gente a su alrededor se siente tensa, a tal punto, que dejan de ser ellos mismos. Hasta procuran pasar desapercibidos en lugar de participar con sus ideas y preguntas. Las personas naturalmente evitan interactuar con un líder que los hace sentir así.

Más allá de las métricas

En mi adolescencia me hice fan de un músico de fama mundial. Seguía sus entrevistas y me ‘devoraba’ cualquier revista que lo reseñara.  Por supuesto tenía toda su producción musical y escuchaba sus melodías una y otra vez hasta el punto de memorizar los acordes. Soñaba con tener la oportunidad de ir a uno de sus conciertos, sin embargo, parecía poco probable que se presentara en Latinoamérica y por ende en mi país natal. Una vez ese día llegó y la emoción no cabía dentro de mi. En aquel tiempo yo no era la más paciente de las personas, sin embargo, cuando supe que tendría la oportunidad de conocerlo en persona, no me importó esperar por horas para estar frente a él. El tan ansiado momento llegó y fue como un balde de agua helada. Mi músico favorito apenas levantó la cara y cuando le dije cuán emocionada estaba de conocerlo, me dio su autógrafo y enseguida dijo “next please”. Ese día él perdió a una fan. 

“He aprendido que la gente olvidará lo que usted dijo,
olvidará lo que usted hizo
pero nunca olvidará la forma en que usted los hizo sentir.”

Dr. Maya Angelou

Creo que muchos hemos conocido alguna vez a ese tipo de líder que entra a un salón e inmediatamente baja la energía de los asistentes. La gente a su alrededor se siente tensa, a tal punto, que dejan de ser ellos mismos. Hasta procuran pasar desapercibidos en lugar de participar con sus ideas y preguntas. Las personas naturalmente evitan interactuar con un líder que los hace sentir así.

En contraposición, quizás también tenga en mente algún ejemplo del tipo de líder que genera justo la reacción contraria, inclusive en situaciones difíciles. Ante su presencia, las personas se muestran atentas y se animan a participar y ayudar. Normalmente nos sentimos atraídos por estos individuos. 

Si en este momento usted se está preguntando cuál tipo de líder es, basta que camine entre sus empleados y observe su nivel de energía: ¿Sonríen, están inexpresivos o lucen serios?. ¿Su postura luce relajada o tensa?. ¿Hablan entre ellos de forma cordial o cada quien está en su puesto y no se oye el ruido de una mosca?

Cuando coacheo a líderes que buscan comprometer a su gente para asumir los retos con el mayor entusiasmo y dar su extra, les ayudo a darse cuenta que la ‘fórmula’ para lograrlo es simple: Haga que sus empleados se sientan las personas más importantes siempre. Como consecuencia, ellos se encargarán de lograr los resultados para usted.

Acciones clave:

1. Celebre los éxitos de sus empleados continuamente. Inicie sus reuniones compartiendo las buenas noticias y dejándoles saber su aprecio por los últimos éxitos y avances del equipo. Esto a fin de crear un punto de referencia positivo en la mente de sus empleados acerca de lo que son capaces de alcanzar.

En sesiones individuales con sus reportes directos, pregúnteles por sus logros más recientes. Asegúrese de reconocer aspectos favorables de su desempeño antes de darles cualquier retroalimentación constructiva.

2. Ayude a sus empleados a ver lo que necesitan mejorar. Ofrézcales un simple tip. Use preguntas abiertas para establecer un diálogo con ellos que les facilite ver por sí mismos lo que necesitan mejorar.

Déles tips de éxito en sesiones individuales regularmente. Es prácticamente imposible avanzar en cualquier meta sin retroalimentación constructiva. 

Al describir los aspectos de mejora, utilice un lenguaje positivo. Esto ayudará a que entiendan sus sugerencias como oportunidades de aprendizaje para su progreso.

3. Escuche sus ideas, especialmente cuando no esté de acuerdo. Preste atención en silencio hasta que la persona haya completado su idea. Escuche a su empleado con la intención de que gane en autoconfianza.

Las mejores soluciones provienen de los que hacen el trabajo diariamente y de los que sienten que sus ideas se han comprendido verdaderamente debido a la escucha atenta y retroalimentación de parte de su jefe.

Si pensara que el punto de vista de su empleado es erróneo, hágale más preguntas para asegurarse de primero entender bien su idea. Pudiera ser que su empleado simplemente tenga un ángulo diferente al suyo.

4. Manténgase al alcance de su equipo. Haga parte de su rutina las caminatas por los puestos de trabajo o comunicación virtual para conectar con sus empleados. Esto para mantenerse al día con detalles de la operación y además tener breves charlas informales con sus empleados.

Cuando facilito procesos de retroalimentación 360 en diferentes empresas, con frecuencia encuentro comentarios de empleados que resaltan cuán importante es para ellos interactuar con su líder en el área de trabajo de estos y fuera de las reuniones regulares.

Propóngase conectar con sus empleados de manera frecuente. Invierta una cantidad similar de tiempo con cada persona para escuchar lo que sea que tenga en mente. 

5. Reduzca el estrés de sus empleados. Dedique tiempo a responder sus preguntas y ponerlos al día respecto a cualquier información relevante.

Déjeles saber cuál es la mayor prioridad de trabajo en la que deben enfocarse.

Pregúnteles qué necesitan para hacer mejor su trabajo y haga su mayor esfuerzo para que lo obtengan.

Acciones como las descritas arriba hacen la diferencia entre contar con un equipo que hace lo mínimo necesario para sobrevivir el día a día y otro que asume los retos con entusiasmo y apunta a mejorar continuamente para lograr la excelencia.

Pensamientos finales: ¿Se pregunta si es posible ayudar a sus empleados a dar lo mejor de sí? Absolutamente. Basta que sus mensajes y acciones les demuestren consistentemente que usted realmente se interesa por su equipo y ve en ellos mayor potencial del que ellos ven en sí mismos. Hágales sentir lo importantes que son y ellos le darán su mejor esfuerzo

¿USTED QUE OPINA? ¿Dónde está su foco principal: sólo en las métricas o en su gente también? Por favor comparta su experiencia en la sección de comentarios.

Marly Hurtado - Canadá

Coach, facilitadora corporativa y presentadora en temas de Liderazgo @marlyehurtado - Toronto

2 Comentarios

  1. Gregorio Colina

    Cuando trabajé como supervisor en grandes organizaciones, siempre me aseguré que nuestro ambiente de trabajo fuese alegre, ameno. No se trataba solamente de trabajar y lograr los objetivos sino de disfrutar y pasarla bien con lo que hacíamos. Incluso cuando teníamos cangrejos para resolver. Soy del área de informática.
    Marly me quedé con una duda ¿Quién era el músico?
    Gracias.

    Responder
    • Marly

      Hola Igor,
      Muchísimas gracias por expandir nuestra perspectiva con tu propio testimonio. Nada mas inspirador que la propia historia✨

      Sobre tu pregunta, el nombre decidí reservarlo en honor a la valiosa lección de vida que con su accion me dejó.
      Que tengas una excelente semana🙋🏻‍♀️

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Shares
Share This